Adéu, Madriz

Aloha World, Sin categoría

img_3209A Marta, Pilar, Soraya, Kay y Carlos, mis salvavidas en Madrid.

Ahí te dejo/quedas, Madrid.

Te dejo porque decidiste abrazarme cuando tenía las maletas hechas. Ahí te quedas con tus cañas, tus tapas, tus torres y tus pocas ganas de arropar. Me odias, y supongo que me odias porque no he dejado de compararte con las palmeras, los atardeceres, las bicicletas  y porque la Budweiser me gusta más que la Mahou. Como en todo, también ha habido cosas buenas pero esas cosas buenas tampoco son de aquí, tienen acentos asturianos, sevillanos, pasaporte alemán y últimamente, hasta ‘deje’ manchego. Esas cosas buenas se vienen conmigo, aunque tú parezcas quererlas atrapar aquí, alrededor de la M30.

Aloha…

Sin categoría

Aloha… Hoy hace un mes que cogía el avión de vuelta. Volaba des del mismo aeropuerto al que llegué en setiembre menos cargada y con mejor sonrisa. No, yo no quería volver y supongo que es una sensación que solo entenderán los que hayan estado unos meses fuera de su casa, lejos de sus amigos, familia y del círculo habitual en general. “Quiero venir pero solo un rato”, es una frase que le solté a mi madre por teléfono y que muchos de mis compañeros hicieron también suya.