Adéu, Madriz

Aloha World, Sin categoría

img_3209A Marta, Pilar, Soraya, Kay y Carlos, mis salvavidas en Madrid.

Ahí te dejo/quedas, Madrid.

Te dejo porque decidiste abrazarme cuando tenía las maletas hechas. Ahí te quedas con tus cañas, tus tapas, tus torres y tus pocas ganas de arropar. Me odias, y supongo que me odias porque no he dejado de compararte con las palmeras, los atardeceres, las bicicletas  y porque la Budweiser me gusta más que la Mahou. Como en todo, también ha habido cosas buenas pero esas cosas buenas tampoco son de aquí, tienen acentos asturianos, sevillanos, pasaporte alemán y últimamente, hasta ‘deje’ manchego. Esas cosas buenas se vienen conmigo, aunque tú parezcas quererlas atrapar aquí, alrededor de la M30.

Madrid, has tenido los ojos azules como el Cantábrico las noches que he querido llorar y reír. También azules las noches que me apetecía escuchar poesía, ver a ese grupo hipster del momento o salir de la ciudad para escuchar música en catalán. Madrid, has hecho que amase y odiase La Latina a partes iguales. Madrid, has llevado barba de la que apetece acariciar pero también de la que raspa contra una piel suave.

Me prometiste que el verano en El Retiro se pasaba mejor y que valdría la pena esperar a ver el mar en octubre. Pero me voy, no sé si a ver el mar, el océano o a echarte mucho de menos. Está claro que no eres California. Intentaste conquistarme con tus amaneceres pero llegado el mediodía te habías olvidado de mí. Me robaste la motivación y las ganas de seguir un sueño. Pero por pesada conseguí que me dieras la mano y yo te cogí el brazo. Y ‘ejque’ quién la sigue la consigue, me decían.

11 meses en cinco cajas y tres maletas. Libros, ropa y poca ilusión. Vas a tener que currártelo mucho si quieres otra oportunidad. En esta manía mía por tirarme a la piscina se me olvidó consultar si esta vez había salvavidas. Creo en las segundas oportunidades y en las terceras. Por eso, no voy a dejar de dártela, Madrid. Seguramente volveré, pero esta vez con coraza puesta y dosis extra de ilusión.

Nunca fui tuya y nunca fuiste mía, Madrid.

Adéu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s