Aloha Big Sur

Aloha Travels

¡Aloha a todos! Hacía tiempo que no escribía por aquí, pero es que estaba difícil superar la entrada de la Super Bowl, eh? Hoy os quiero hablar de una excursión que hice a Big Sur, una zona de parques naturales que va desde el sur de la bahía de Monterey hasta el norte de San Luis Obispo. En mi caso, el recorrido fue al revés, pues Santa Bárbara esta al sur de SLO.

Fuente de la imagen: Wikipedia

Fuente de la imagen: Wikipedia

No soy muy de montaña ni de campo, donde esté una playa que se quite lo demás, pero supongo que el hecho que Big Sur esté pegado al océano ayudó a que me gustara tanto (hice 600 fotos en 3 días, locura). Era la primera vez que acampaba pero tengo que decir que me encantó la experiencia y que repetiré, pese al frío, los mosquitos y lo dura que era mi esterilla.

mapa

Día 1

Salimos de Isla Vista alrededor de las 10 de la mañana con intención de ir parando por el camino cada vez que las vistas lo merecieran y sin prisa por llegar al camping donde dormiríamos. No teníamos nada planeado, así que lo que íbamos encontrando era más o menos sorpresa (mi fantástica guía nos iba dando pistas).

La primera parada fue Hearst Castle, aunque debo decir que no entramos, porque tampoco queríamos perder demasiado tiempo. El castillo fue la mansión del señor Hearst y fue ideado por la arquitecta Julia Morgan en 1947 : 165 habitaciones, 51 hectáreas de jardín, varias piscinas, terrazas y una colección de arte espectacular.

Fuente de la imagen: sarahblankdesignstudio.com

Fuente de la imagen: sarahblankdesignstudio.com

Seguimos por la Highway 1, que resigue la costa californiana, y paramos en Piedras Blancas (fácil de pronunciar, no os quejaréis). En la playa de Piedras Blancas hay una colonia de elefantes marinos, que en apariencia son como focas pero con una pequeña trompa (de ahí, su nombre). Es curioso ver como entran y salen del agua y según la época del año se pueden ver luchas entre machos. Des del mirador donde se pueden ver, porque está prohibido bajar a la playa, hay un equipo de voluntarios que te explican cosas sobre esta especie. Una mujer mayor adorable y con un montón de pins en su chaleco, nos contó que llevaba trece años trabajando alli como voluntaria. Muy cerquita, también hay un faro que se puede visitar.

IMG_0056

 

El hambre empezaba a apretar así que paramos en Gorda. Un poco por el nombre del sitio, pero tambien porque fue el primer pueblo que encontramos donde vimos alguna tienda y un restaurante justo al lado de la carretera. Hicimos las fotos de rigor con los carteles y después de ver los precios del restaurante (burritos a 18 dólares) compramos patatas y snacks varios y seguimos nuestra ruta.

IMG_0094 IMG_0093 IMG_0097

Queríamos acampar antes que anocheciera, y como os he dicho alguna vez, eso es alrededor de las 5, 5.30 de la tarde. En Gorda nos habían dado un mapa de los cámpings que había por la zona, el primero al que fuimos estaba solo disponible una noche, y nos interesaba poder acampar en el mismo sitio las dos noches, para no perder tiempo al día siguiente buscando otra vez. Acabamos en el Riverside Campground, y como su nombre indica pudimos aparcar justo al lado del río. Es un cámping muy chulo, con un puente, el río y algo que no esperaba: wi-fi.

IMG_0146 IMG_0156 IMG_0153IMG_0423

Después de acampar, preparamos la cena e hicimos una hoguera para no tener frío. Algo que habréis visto en peliculas y que a mi me parece super yankee es lo de calentar nubes (marshmallows) y comerlas al lado de la hoguera, pues bien, tampoco faltó eso en nuestra primera noche de acampada.

IMG_0136 IMG_0124

Día 2

Como os decía, hay varios parques naturales en la zona de Big Sur, los hay estatales y federales. Para poder aparcar el coche dentro del parque, hay que pagar una entrada por coche que sirve para el resto de parques estatales, si el primero es estatal, o federales, si es federal, que visitemos ese dia. La tarifa por vehículo es de $10.

El primer parque que visitamos fue Pfeiffer Big Sur State Park. Dentro de cada parque hay varias rutas recomendadas para hacer andando o en algunos casos, en bicicleta. Nosotros hicimos tres: la Valley’s view, la Pfeiffer waterfall, que acababa en una cascada y la Buzzer’s trail. En las tres pudimos disfrutar de los arboles rojizos y gigantescos y del sonido del agua de los rios y cascadas. La verdad es que las tres fueron preciosas.

IMG_0180 IMG_0209 IMG_0224IMG_0272

Si queréis ver una puesta de sol y estéis en Big Sur, por favor, id a Pfeiffer’s beach. Nos habían recomendado ir con tiempo pues el aforo del párking es limitado y aún llegando una hora antes de la puesta de sol tuvimos que esperar que salieran algunos coches para poder entrar. También tuvimos que pagar entrada porque está gestionado por el estado de California, así que es federal. Es una playa preciosa, con unas rocas en medio del océano donde rompen las olas. Quizá hice más de cien fotos en esa playa, pero es que era de película.

IMG_0328 IMG_0356 IMG_0387 IMG_0358

Antes de que anocheciera del todo volvimos al cámping. La highway 1 tiene unas vistas espectaculares pero a penas tiene luz y hay muchas curvas, así que si se puede evitar hacerla de noche, mucho mejor.

IMG_0274

Día 3

El domingo todavía teníamos la mañana para hacer alguna ruta antes de volver hacia Santa Bárbara. Primero fuimos al Julia Pfeiffer Burns State Park donde pudimos ver una cascada que cae directamente sobre el océano y paseamos por un camino muy parecido al camino de ronda de las playas de la Costa Brava. No estuvimos mucho rato en ese parque porque todavía quedaban más por visitar. Solo tuvimos tiempo de ir al Limekiln State Park. El parque se llama así porque dentro hay unos antiguos hornos de cal (lime significa cal y kiln, horno).

IMG_0428 IMG_0437

El parque tiene una playa propia donde pasamos un rato entre las rocas. También hicimos un par de rutas, donde pudimos ver más cascadas, bosques rojizos y encontramos un banana slug, una especie de babosa de color amarillo chillón propia de la costa pacífica.

IMG_0481 IMG_0523 IMG_0580 IMG_0594 IMG_0612

De ahí, vuelta a Isla Vista. Creo que aprovechamos mucho el fin de semana, que vimos un montón de cosas y que el paisaje de Big Sur enamora. No me extraña que Jack Kerouac, uno de los padres de la generación beat, decidiera refugiarse unos días allí, huyendo del ajetreo de San Francisco, aunque tardó poco en reunirse con sus colegas en la ciudad del Golden Gate. Kerouac escribió un libro titulado Big Sur, pero primero tocará leerse On the road. Así nos decía adiós, Big Sur.

IMG_0658

Espero que os haya gustado, si tenéis dudas, sugerencias, correcciones ¡comentad! Gracias por leer.

 

Anuncios

2 comentarios en “Aloha Big Sur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s